Números anteriores

Zona Canaria

Miguel Rodríguez

Miguel Rodríguez, coordinador de la Zona Canaria, informó a los asistentes sobre la evolución de los puertos canarios en estos últimos años.

En Lanzarote, el Puerto de Arrecife ha mantenido una trayectoria positiva durante estos años de crisis, con una media de 26 jornales mensuales. Nunca se ha visto sometido a un expediente de regulación de empleo y el convenio colectivo es prorrogado año a año.

Sin embargo, en Puerto del Rosario, Fuerteventura, los niveles de actividad han descendido hasta una media de 15 jornales al mes, por lo que se ha abierto un proceso de negociación con la patronal para realizar los ajustes económicos pertinentes a cambio del mantenimiento de la plantilla. Su convenio finaliza en 2015.

En el Puerto de Santa Cruz de La Palma se ha producido también una importante caída de la actividad, alcanzando los 14 jornales de media mensual. A pesar de ello, se están desarrollando fórmulas de ajuste económico con las empresas para no llegar al Expediente de Regulación de Empleo. El convenio colectivo finaliza en 2015.

Desde hace años, el Puerto de Santa Cruz de Tenerife se encuentra en un nivel muy bajo de actividad, con una media de 11 jornales mensuales. Sin embargo, se han podido negociar siete expedientes de regulación de empleo con la patronal en los que se ha conseguido mantener a toda la plantilla, que son “un referente de trabajo y esfuerzo para toda la Zona”, tal y como apuntó Rodríguez. El convenio colectivo se encuentra en vigor y es renovado año a año.

El Puerto de Las Palmas ha perdido actividad, alcanzando los 16 turnos al mes, debido al descenso importantísimo de la pesca y a la caída del volumen de tráfico de trasbordo en este enclave. Por ello, en estos momentos se encuentra en periodo de negociación con las empresas para conseguir fórmulas de reducción de costes manteniendo la plantilla. Hasta el momento la posición de las empresas se centra en el despido de estibadores.

Con respecto a la formación profesional, los estibadores de Las Palmas han organizado en este último año un curso con la Universidad de Las Palmas y se está desarrollando un proyecto con Senegal para afianzar vínculos con los puertos africanos.

Por último, Miguel Rodríguez compartió con los asistentes un nuevo proyecto que se está ideando en el Puerto de Las Palmas, que ya ha sido aprobado por su asamblea del puerto, y que consiste en la creación, por parte de la organización sindical local, de una empresa que pueda desarrollar actividades complementarias que están empezando a generar negocio en el puerto, y en las que los estibadores no tienen cabida por no estar definidas en la ley. Entre estas actividades se incluyen el avituallamiento y el aprovisionamiento a buques, la manipulación de mercancías en concesiones privadas, el traslado de mercancías entre concesiones privadas o la manipulación de maletas y aprovisionamiento de cruceros. Se trata de una idea pionera que está todavía en desarrollo y que se debe ir viendo cómo evoluciona.